Mi primera vez con el ASMR

La primera vez que recuerdo haber sido consciente de esta sensación debía de tener unos 7 u 8 años. No sé si estaba viendo una serie o una película en la televisión, lo único que recuerdo es un personaje que encarnaba a una pitonisa de pelo largo, llena de abalorios y vestida con un estilo bohemio-hippy que hablaba con un acento extraño y le hacía una especie de limpieza de aura a otro personaje. Esta escena cómica me absorbió y me dejó como embobada, produciéndome una profunda sensación placentera de cosquilleo en la parte trasera de mi cráneo. ¿Os suena eso, verdad?

Aunque no parecía algo vergonzoso ni digno de ocultar, nunca revelé públicamente lo que sentí en esa ocasión y en otras ulteriores (visitas al médico, atención por parte de dependientas, etc). No fue hasta hace unos 4 años cuando, una tarde que estaba aburrida y con el navegador abierto, se me ocurrió buscar en Google “sentir cosquillas en el cerebro”, a ver si alguien más las sentía, si era algo habitual y a qué se debía. Y ese fue el día en el que un nuevo mundo se abrió ante mí. Mira tú por donde que esa extraña sensación no sólo tiene nombre, sino que también la sienten otras personas y hay en la red material a cascoporro que lo produce.

Si estáis interesados en leer otras historias similares, en este hilo de Reddit (en inglés) varias personas cuentan cómo fue su primera experiencia con el ASMR. También recuerdo haber visto en YouTube a varios ASMRistas contando cuál había sido su primera experiencia con el ASMR. Sin embargo, haciendo una búsqueda en esta red social no encontré muchos vídeos dedicados en exclusiva a contar esta experiencia, sino los primeros vídeos de los canales de varios ASMRistas y varias video-reacciones de gente no-ASMR que ve vídeos del palo por primera vez.

El único vídeo que encontré al respecto en español fue este de Moon Sunwhisper, donde comenta sus primeras experiencias con el ASMR en el colegio. Os recomiendo que lo escuchéis con auriculares y con el volumen al máximo, ya que el audio no es muy bueno.

Buscando vídeos similares en inglés encontré algunos más, como este de GentleWhispering en el que cuenta que su primera vez con el ASMR fue a los 7 años jugando con una amiga, y recrea de modo cómico el roleplay de profesora que hizo entonces.

Otra opinión es la de BlackMaleASMR, que cuenta que su primera experiencia con el ASMR se produjo a los 3 años, jugando a los médicos (no penséis mal: la atención médica no deja de ser otro de los roleplays clásicos del ASMR).

¿Recordáis cómo fue vuestra primera vez con el ASMR? Os invito a que nos lo contéis en los comentarios.

FOTO: Haley Phelps via Unsplash

¡Compártelo!

4 thoughts on “Mi primera vez con el ASMR

Deja un comentario